Anochece.
Las luces, castradas
necesitan una mano,
un hijo.
Deidades
que agitan los sueños
duermen, ya,
libres
mentes
libres.

berenice
http://la-primera-inocencia.blogspot.com

1 comentario:

Paranoico dijo...

Quiero amarlo todo
desde todos los ángulos
todos los poros de la tierra
denajo de cada piedra
todos los escondrijos
sin mirar nunca la pared

Quiero improvizar
la tibia luz de la penumbra