Verdugo Inocencia
El padre vientre, padre sombra,
se derrumba sobre mil cuerpos noche,
derramandósele sus manos araña,
sin quererlo,
entre senos de vírgenes prostituídas,
cuyas fauces,
a punto de ser corrompidas,
florecen con inocencia de ninfa
cerrándose así el secreto,
el tesoro pubis,
rojo silencio, pacto sellado,
suicidio tiempo.

Las inocentes solo pueden reír.
Dios se alimenta de
de lo que ellas no se ve.

1 comentario:

Falucho dijo...

De niño soñamos muchas cosas
Pero nunca una caca de mundo
Y cuando fuimos creciendo se nos dijo que fueramos felizes y sanos.
No nos dieron a elejir, obviamente hicimos lo contrario a lo que nos dijieron y escojimos Saber.
Muchas veces me pregunto, pero la respuesta llega cada vez que veo esas sonrisitas falsas e ingenuas que tanto decoran las calles en las que vivo. Con el tiempo me fui haciendo mas testarudo y proteston, pero supongo que siempre es mejor eso a ser un otario que vive por la mal produccion de profilacticos