blanco
donde habitan sonrisas
que gritan y rebientan tímpanos
entonces
se mancha
las venas negras derraman su fluido
cuando la noche la corta
y el cuerpo flácido y frio
se frota en otro y el calor ciego
se deja reposar como un muñeco
flotando hacia algo.

3 comentarios:

Juan dijo...

Me atrevo a decir que con esto vos te referís al "patatús" tan odiado.
Sea o no sea eso, el escrito me gusta. Simple y conciso.

Berenice dijo...

mirá, no sabía que eras vos hasta que lei REBENTAR (va con V, señor).
No tiene tu voz.
Es raro, diferente, me encanta.
Quién lo hubiera imaginado...

Músika dijo...

quién es?