Un día el hombre alado descubrió que era distinto a los demás y se puso feliz. Porque él podía volar y los demás no, él podía desafiar las leyes terrenales y los demás no, él podía comprender la vida desde otros horizontes y los demás no. Por eso lo mataron.

4 comentarios:

Berenice dijo...

el final mas brusco q alguna vez alguien pudo haber escrito.



me gustaaaaa

Ary dijo...

Anoto en la libreta:
La próxima vez comprar alas invisibles.

-efe- dijo...

si si... tal vez la clave no este en evitar las leyes terrenales, sino manejarlas de tal forma que nos hagan más libres. ¿seran esas las alas invisibles?¿o seran un mero engaño?

me gusta y me gusta mucho mas que volvamos a conversar despues de meses de parate!

salut!

f.

Dioniso dijo...

La diferencia puede causarte hasta tu propia muerte.

Saludos el peregrino del Hades: Dioniso